Embarazo semana a semana

Embarazo semana a semana

Primera semana de embarazo

Tu óvulo fertilizado, se divide por primera vez tan sólo 1 día después de haber sido fecundado. La división continúa los siguientes días y se forma una bola, llamada blastocito, que en los primeros 4 días puede llegar a tener más de 100 células.

Con 7 días, el óvulo fertilizado desciende por las trompas de Falopio y llega hasta el útero, su refugio en los próximos 9 meses.

2 Semanas de embarazo

El óvulo es liberado del ovario y la trompa de Falopio se encarga de aspirarlo para que pueda encontrarse con el espermatozoide. Al momento del encuentro, este penetra en el óvulo y lo fecunda, dando origen al huevo. A esto se denomina concepción y a partir de este momento, comienza el embarazo real. Rápidamente el huevo comienza a dividirse en muchas células. Algunas de ellas pasarán a formar los tejidos del embrión y otras los tejidos que lo protegen para emprender su viaje desde la trompa de Falopio hacia la cavidad del útero

Ya pueden aparecer algunos de los síntomas de embarazo como cansancio mayor de lo habitual, mamas tensas y más sensibles y cambios digestivos, todo debido a que las hormonas de tu cuerpo están empezando a “enloquecerse”.

4 Semanas de embarazo

Todavía no se parece a un ser humano. Sólo es un disco formado por tres capas de células de las que se van a originar posteriormente los diferente tejidos del cuerpo humano. La capa más interna (endodermo) formará el aparato respiratorio y digestivo. La capa media (mesodermo) formará los huesos, la mayoría de los músculos, los cartílagos, los órganos sexuales, los riñones y el sistema circulatorio. La capa externa (ectodermo) desarrollará la piel, el pelo y el sistema nervioso.

El sistema nervioso central, el corazón, el esqueleto y los músculos están en su estado más temprano de desarrollo. El momento de haber menstruado ya pasó y no hubo ninguna novedad. Tal vez no tengas ninguno de los síntomas de embarazo, o quizás notes que tienes más sueño del habitual y el cansancio es muy intenso y frecuente.

5 Semanas de embarazo

El embrión tiene 3 semanas de edad y en este momento su longitud céfalo-caudal (desde la cabeza hasta la cola) es de un poco más de 1 mm. Durante esta semana el corazón de tu pequeñísimo bebé comienza a formarse. Luego se va a dividir en dos cavidades y al principio comenzará a latir irregularmente.

Otros órganos principales como el hígado, los riñones y los intestinos también comenzarán a formarse durante esta semana. El tubo neural que conecta al cerebro con el cordón espinal se cerrará y comenzarán a aparecer como pequeñas protuberancias, los miembros posteriores e inferiores. Los rasgos faciales también comienzan a formarse, ya que los orificios nasales y las retinas de sus futuros ojos aparecen.

Ya pasó una semana y la menstruación todavía no aparece. Te aconsejamos que realices el test de embarazo para confirmarlo de una vez. Si el resultado es positivo consulta a tu obstetra ya que desde ahora son dos las personas que hay que cuidar.

6 Semanas de embarazo

En este momento la longitud céfalo-caudal es de 2 a 4 mm. Esta es una gran semana para tu bebé porque hay grandes cambios. ¡El corazón ya está latiendo regularmente! También se comienzan a visualizar los miembros y los ojos se pueden ver aunque se los encuentra a los lados de la cabeza y no en la zona de la frente.

Como los órganos y los miembros están en un período temprano de desarrollo, son muy sensibles a ciertas drogas o medicamentos, virus y bacterias que pueden atravesar fácilmente la barrera placentaria (placenta). Recuerda que durante esta etapa debes tener mucho cuidado, ya que la mayoría de los defectos del embrión ocurren entre las semanas 6 y 10, lapso conocido como período embrionario. Ya estás embarazada de un mes pero nadie, a excepción de tu pareja, puede notarlo todavía.

Tus pechos continúan tensos y sensibles, tu peso puede no haber variado, o incluso puedes haber adelgazado un poco por las náuseas y los vómitos que han aparecido.

7 Semanas de embarazo

Duplicó su tamaño, ya mide entre 10 y 13 mm. y se lo puede ver y escuchar mediante una ecografía.

La cabeza es enorme en relación al resto del cuerpo. El corazón late muy rápido y ya tiene cuatro cavidades. Los bronquios comienzan a desarrollarse en los pulmones. Las manos y pies se asemejan a aletas.

8 Semanas de embarazo

Mide entre 13 y 19 mm. De longitud céfalo-caudal (de la cabeza a la cola) y su aspecto se está tornando cada vez más humano.

Los oídos ya se están formando y los dedos comienzan a visualizarse al final de esta semana. La médula espinal se puede ver y las vértebras y costillas comienzan a crecer. Su piel tiene dos capas y se inicia el desarrollo de los músculos de todo el cuerpo.

Los miembros son más largos y los dedos de la mano comienzan a separarse. Se pueden ver las orejas. Puede moverse aunque no lo notes, el sexo ya está determinado pero no puede visualizarse todavía mediante una ecografía.

9 Semanas de embarazo

Ya mide entre 29 y 38 mm. Y pesa casi 5 gramos. Esta es la última semana que lo llamaremos embrión, las extremidades ya muestran codos y rodillas, las orejas son muy nítidas y aparecen los párpados.

Es el final del segundo mes y ya está totalmente formado, sólo tiene que crecer y comenzar a especializar el funcionamiento de todos los órganos.

La mayoría de las malformaciones ocurren antes de que el feto llegue a las 9 semanas, por lo tanto, como ya pasaste este tiempo, los riesgos de problemas serios o interrupciones del embarazo disminuyen muchísimo.

10 Semanas de embarazo

Ya mide entre 29 y 38 mm. Y pesa casi 5 gramos. Esta es la última semana que lo llamaremos embrión, la próxima semana será formalmente un feto, aunque la cabeza embrionaria es enorme ya parece ser todo un ser humano, las extremidades ya muestran codos y rodillas, las orejas son muy nítidas y aparecen los párpados.

Es el final del segundo mes y ya está totalmente formado, sólo tiene que crecer y comenzar a especializar el funcionamiento de todos los órganos.

La mayoría de las malformaciones ocurren antes de que el feto llegue a las 9 semanas, por lo tanto, como ya pasaste este tiempo, los riesgos de problemas serios o interrupciones del embarazo disminuyen muchísimo

11 Semanas de embarazo

El embrión ahora se llama feto, mide casi 5 cm. y su esqueleto crece rápidamente. Los huesos comienzan a solidificarse, aunque todavía son de un material flexible. Los ojos se van centralizando, el sistema nervioso se va desarrollando y el cerebro y las terminales nerviosas se conectan mediante impulsos eléctricos.

12 Semanas de embarazo

Mide casi 6 cm. y está totalmente formado, los dedos de sus manos y pies están separados y comienzan a definirse las uñas, el esqueleto continúa creciendo y los huesos están más fuertes, pero aún flexibles, el sistema nervioso está madurando cada día. Se mueve muchísimo pero aún no puedes percibirlo, el latido del corazón puede escucharse perfectamente por ultrasonido.

La placenta ya funciona al 100% para alimentarlo. El útero ha crecido tanto que ya ha superado la pelvis y se puede palpar por encima del pubis.

13 Semanas de embarazo

Su carita ya parece más humana porque sus ojos se están acercando a la línea media, su párpado se cierra durante varios meses y sus orejas están alcanzando su posición definitiva.

También sus intestinos están tomando su ubicación en el interior del abdomen.

14 Semanas de embarazo

Mide casi 10 cm. y pesa alrededor de 30 gramos. Podría decirse que su cuerpo es como el de un bebé a término pero mucho más pequeño. Hasta tiene huellas digitales propias y hace pis ya que sus riñones funcionan.

15 Semana de embarazo

Comienza a crecerle pelo en todo su cuerpo, se llama lanugo y luego desaparecerá después del nacimiento, ya tiene pelo en la cabeza, pestañas y sus párpados están cerrados ya que están pegados.

Sus desplazamientos son amplios porque son ayudados por el líquido amniótico que lo rodea y de esta forma puede ejercitar sus músculos.

16 Semanas de embarazo

Mide casi 12 cm. y pesa alrededor de 150 gramos. Ya es lo suficientemente pequeño como para caber en la palma de tu mano.
Su cabeza ya parece más proporcionada con respecto a su cuerpo.

Su piel es traslúcida y por transparencia pueden verse sus órganos.

Comienza a percibir la luz y realiza algunos movimientos con su tórax que son precursores del ejercicio para respirar.

17 Semanas de embarazo

Mide 13 cm. y pesa alrededor de 180 gramos.
Si pudieras verlo te reirías, lleva sus dedos a la boca, hace muecas y traga el líquido amniótico como un vaso de agua fresca. Además ya tiene sus propias uñitas y realiza movimientos respiratorios completos.

18 Semana de embarazo

Mide 14 cm. y pesa alrededor de 210 gramos, sus ojos y orejas ya han alcanzado su ubicación definitiva y sus huesos son más fuertes. El líquido amniótico le permite realizar amplios movimientos y como es tan pequeño puede girar sobre sí mismo todo el tiempo.

20 Semanas de embarazo

Mide 16 cm. y pesa alrededor de 350 gramos, puede oír a partir de ahora. El líquido amniótico que lo rodea, distorsiona los sonidos (como cuando estamos debajo del agua) pero aún así el bebé puede escuchar. Puede reconocer una música, el latir de tu corazón o la respiración tuya.

Sus pulmones y el tubo digestivo están madurando. Su cerebro que ya cuenta con 30.000 millones de neuronas y está desarrollando especialmente áreas destinadas a los sentidos del gusto, el olfato, la audición, la visión y el tacto.

Si es una niña, sus ovarios ya cuentan con 6 veces más óvulos que al momento de nacer. Un millón de óvulos aproximadamente, tiene una niña al momento de nacer.

21 Semana de embarazo

Ya no parece delgado sino que se está redondeando, también  se produce una sustancia grasosa, como una crema lubricante llamada vermix caseosa o también llamada unto sebáceo que protege a su piel de la maceración.

22 Semana de embarazo

Mide 20 cm. y pesa alrededor de 500 gramos, cuando está despierto disfruta escuchando tu voz o la música que le haces escuchar con el acompañamiento permanente del latido de tu corazón.

Según la psicología fetal, se supone que puede tener cambios en el estado de ánimo. Puede llorar, reír y hasta enojarse.

24 Semanas de embarazo

Mide 22 cm. y pesa alrededor de 650 gramos, su tubo digestivo se desarrolla más y más y algunos órganos como el páncreas, comienzan a producir sustancias importantes para su vida futura, como la insulina que permite que sus células puedan incorporar la glucosa del alimento.
Ya puede abrir sus ojos y diferenciar perfectamente la luz de la oscuridad. Sus ondas cerebrales son similares a las de un recién nacido.

26 Semanas de embarazo

Mide 24 cm. y pesa alrededor de 850 gramos. Su piel todavía es transparente, tiene una rutina de ejercicios musculares diaria que incluye movimientos respiratorios. Percibe cada vez más los estímulos del mundo exterior como la luz, el sonido o las presiones sobre el abdomen.

28 Semanas de embarazo

Mide 30 cm. y pesa alrededor de 1.000 gramos, su piel dejó de ser transparente porque se depositó queratina, igual que en la piel adulta, los pulmones comienzan a producir surfactante, sustancia imprescindible para el inicio de la respiración fuera del útero.

Reconoce tu voz más que ninguna otra porque la escucha más claramente que a los demás sonidos. Su corazón late a unos 140 lat./min. Sus períodos de vigilia son más prolongados respondiendo con movimientos contundentes a estímulos externos.

30 Semanas de embarazo

Mide 40 cm. y pesa alrededor de 1.200 gramos, su cerebro ha crecido y se acomoda al tamaño de la cabeza. Sus pulmones continúan madurando y produciendo surfactante, imprescindible para que al nacer pueda respirar por sí solo.

Suele jugar con el cordón umbilical, ¡como si fuera una cuerda para saltar! Además ya comienza a buscar la posición definitiva que tendrá al nacer. La mayoría de los bebés se ubican con la cabeza hacia abajo, pero algunos deciden no hacerlo, ya sea porque se acuerdan tarde de girar y el útero ya no lo permite, o bien porque se hallan enredados con el cordón umbilical o el mismo resulta corto, limitando su movilidad.

34 Semanasde embarazo

Mide 44 cm. y pesa alrededor de 2.400 gramos, sus huesos son muy flexibles al igual que las articulaciones, de manera que como un contorsionista podrá adaptarse al canal del parto que es muy estrecho. Es por esta misma razón que los huesos de su cabeza no están soldados entre sí.

36 Semanas de embarazo

Mide 46 cm. y pesa alrededor de 3.000 gramos, sólo falta una semana para que la calidad del surfactante sea óptima para respirar fuera del útero.

Ya ha depositado mucha grasa en su cuerpo que le sirve de reserva energética y para regular su temperatura. Además ya se empieza a preparar para zambullirse en el canal del parto.

38 Semanas de embarazo

Mide entre 48 y 50 cm. y pesa alrededor de 3.300 gramos, el lanugo (pelito que cubría su cuerpo) está desapareciendo y el unto sebáceo (crema que cubre su piel) es más abundante y servirá de ahora en más para permitir el deslizamiento del bebé en el canal del parto.

Sus intestinos han comenzado a producir una sustancia llamada meconio que es su primera materia fecal. La misma se eliminará, en condiciones normales, después del nacimiento.

39 Semanas de embarazo

Mide entre 49 y 51 cm. y pesa alrededor de 3.400 gramos, toda la grasa acumulada le servirá para regular su temperatura después del nacimiento.

Ahora su cuerpo está listo para nacer y enfrentar al nuevo mundo que le demandará esfuerzos de los que hasta hoy no está acostumbrado.

40 Semanas de embarazo

Mide entre 50 y 52 cm. y pesa alrededor de 3.500 gramos, si pudieras entrar en su mente podrías enterarte si está decidido a nacer ya mismo o disfrutar un poco más de esa casa que lo ha albergado tan cariñosamente durante este largo tiempo.

Solo un 5% de todos los bebés nacen en el día exacto prefijado, muchos lo hacen antes y otros después.

Hay una realidad, finalmente todos se deciden porque el espacio resulta pequeño y el alimento que recibe puede empezar a ser inferior al que le gustaría.

41 / 42 Semanas de embarazo

Tu fecha probable de parto ha pasado. Tu bebé está totalmente maduro y por alguna razón no desea abandonar tu cuerpo. El espacio dentro de tu útero está muy reducido y el alimento y el oxígeno no sobran.

Sin embargo tu bebé se ha preparado para esta contingencia. Se pondrá a dieta y comenzará a consumir su grasa sobrante transformándola en energía. Se lo ve adelgazado y con la piel descamada.

Si a la semana 42 no ha decidido salir, la decisión la tomarán otros por él. Los médicos en general suelen esperar una o dos semanas a partir esta fecha para decidir la inducción del parto, siempre y cuando los parámetros de salud fetal se encuentren óptimos.

 

Fuente: Guía Médica para la Mujer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *